sábado, 10 de julio de 2010

Tipos de ceremonias : La luz

Viéndolo desde el punto de vista práctico, una boda no es más que un conjunto de ceremonias que simbolizan un compromiso que se está haciendo público a los ojos de Dios y los hombres, en la que al final de comparte la alegría de la nueva unión con las personas más allegadas.

Ya pasando al plano sentimental del asunto, es donde nos esforzamos porque cada uno de eso rituales tengan impreso el compromiso permanente que hacemos con Dios de permanecer unidos en el amor.

En los matrimonios a los que he asistido he visto mucho una ceremonia muy hermosa llamada la ceremonia de la luz o de las velas, que consta de tres velas, que simbolizarán la unión de los contrayentes.

Dos velas delgadas y encendidas simbolizarán a los novios, la luz individual existente en cada uno de ellos, sus propósitoss, sus metas, temores, sus sueños y todo lo que hayan podido vivir hasta ahora como personas individuales. La tercera vela, que debe ser encendida por ambos al mismo tiempo, simboliza la unión de los novios a los ojos de Dios; es por esta razón que debe ser más grande y más gruesa, que las dos anteriores.

Navegando en internet, encontré un texto para esta ceremonia que me ha parecido hermoso y quisiera compartirlo con ustedes:



Dejad que arda una vela el día de vuestra boda.
Es un símbolo que alumbra y acompaña.
Después de pasados algunos años debe recordarles lo que hoy se han prometido.


La vela del día de su boda les susurrará al oído:


Lo he visto. Mi llama estaba presente cuando tomados de las manos se entregaron mutuamente sus corazones.


Soy algo más que una simple vela. Soy un testigo mudo en la casa del amor que se profesan y continuaré viviendo en su hogar.


En los días en que brille el sol no necesitarán encenderme.
Pero cuando sientan una gran alegría, cuando un niño esté en camino o cualquier otra bella estrella brille en el horizonte de sus vidas, enciéndanme.


Enciéndanme cuando anochezca, cuando irrumpa entre ambos una tormenta, cuando surja la primera pelea.


Enciéndanme cuando haya que dar el primer paso y no sepan cómo; cuando sea necesaria una explicación y no encuentren las palabras; cuando quieran abrazarse y los brazos estén paralizados, enciéndanme.


Mi luz será para ambos un signo claro. Habla su propio idioma, el idioma que todos entendemos.


Soy la vela del día de su boda.


Déjenme arder mientras sea necesario, hasta que los dos unidos, mejilla con mejilla, puedan apagarme.


Entonces les diré agradecida "hasta la próxima vez".

votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu visita y buenos deseos. Que Dios te conceda tres veces aquello que deseas para nosotros.

Por favor escribe tu nombre al final de tu mensaje y si no tienes cuenta en google o ningún blog selecciona comentar como anónimo en el perfil !!!

Related Posts with Thumbnails